Espai Telles.

El Mubag dedica un espacio a la primera infancia

Espai de Telles
Espacio para bebés de 0 a 3 años
Mubag de Alicante
C / Gravina, 13-15. Alicante
Junio de 2017

El Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana en colaboración con la Diputació d’ Alacant ha abierto en el Museo de Bellas Artes de Alicante el ‘Espai de Telles’ un espacio permanente para bebés de 0 a 3 años, con el objetivo de integrar a los niños en el entorno del museo desde sus primeros años de vida.

Con el ‘Espai de Telles’ el Mubag se convierte en el primer museo de bellas artes español que cuenta con un lugar diseñado especialmente para la primera infancia de forma permanente. El proyecto nació hace seis meses en la sede del Consorci de Museus, en el Centre del Carme de València y se extiende ahora a Alicante en el marco del programa educativo ‘Comencem de 0’.

Según el director del Consorci de Museus, José Luis Pérez Pont, “el objetivo del Espai de Telles es integrar en el museo a un sector de la población que no suele encontrar su espacio propio en los museos y centros de arte de forma que puedan sentirse partícipes del entorno cultural como auténticos emisores”.

Responsables institucionales durante la presentación del Espai de Telles en el Mubag de Alicante. Imagen cortesía del Consorci de Museus.

Responsables institucionales durante la presentación del Espai de Telles en el Mubag de Alicante. Imagen cortesía del Consorci de Museus.

Asimismo, subrayó su satisfacción por “poder inaugurar el Espai de Telles en Alicante, en su museo de Bellas Artes. Queremos desacralizar los museos como lugares reservados para una élite de expertos y abrirlos a toda la ciudadanía, desde sus primeros años de vida entendiendo el arte como un estímulo para su desarrollo cognitivo y social”.

Pérez Pont hizo hincapié en “la colaboración de psicopedagogos, y educadores en el desarrollo de este espacio para que los niños le saquen el mayor rendimiento posible”. Asimismo el responsable del Consorci de Museus recordó que “el Espai de Telles nació en el Centre del Carme de València, y llega a Alicante como un proyecto sólido, mejorado tras la experiencia de varios meses de funcionamiento y reforzado por el éxito que está teniendo entre las familias que lo visitan”.

El director del Consorci de Museus concluyó matizando que “no hay un solo día en que no haya papás o mamás con sus hijos en el Centre del Carme. Más de 3.000 bebés lo han disfrutado ya y algo que pensamos que es tan beneficioso para nuestra sociedad no puede quedarse sólo en València. Con la apertura del Espai de Telles en Alicante demostramos que nuestro proyecto cultural es para toda la Comunitat y por tanto nuestro programa educativo lo extendemos también a los museos alicantinos y castellonenses”.

El proyecto del Espai de Telles se enmarca dentro del programa ‘Comencem de 0’ del Consorci de Museus. Mediante un acuerdo de colaboración con la cooperativa Ninos Escoles Infantils se ha creado un grupo de trabajo formado por profesionales de la educación, la arquitectura, el arte y la mediación para la creación y puesta en marcha de este espacio que abrirá sus puertas próximamente también en Castellón.

Espai de Telles en el Mubag de Alicante. Imagen cortesía del Consorci de Museus.

Espai de Telles en el Mubag de Alicante. Imagen cortesía del Consorci de Museus.

Espacios sugeridores de oportunidades

Inspirados en la tavola luminosa de Reggio Emilia, reconocida mundialmente como una de las mejores propuestas educativas para la primera infancia, el ‘Espai de Telles’ se organiza a partir de cuatro mesas de luz recuperadas de los fondos del Consorci de Museus y a su alrededor se crea una volumetría que posibilita una mayor superficie de exploración y que busca su inspiración en la técnica del origami: el suelo se repliega para que la actividad se despliegue, a partir de la repetición de figuras poliédricas que invitan a recorrer y habitar el espacio.

El ‘Espai de Telles’ se presenta como un espacio mutante con elementos manipulativos que irán evolucionado en el tiempo, y que dan inicio a todo un mundo de experimentación.

En una de las esquinas se han instalado dos espejos como material de exploración, descubrimiento y reconocimiento. Además en el espacio es importante la luz para experimentar con ella. La luz como fuente de vida, de energía, pero también de emociones. Tampoco faltan los imanes o las cajas de cartón con sus infinitas posibilidades.

En el ‘Espai de Telles’ no hay instrucciones, no las busque, no las imponga;  los niños con su curiosidad innata sabrán hacer, construir, observar, gatear, tocar, oler, componer y descomponer, encontrar un reflejo por abajo, por arriba, por un lado o por el otro, de forma individual o colectiva.

Los comentarios están cerrados.